Y qué suerte

Y de repente, llega alguien con tantas ganas de comerte a ti como de comerse el m undo contigo. Y te hace viivir. Y qué suerte.

Tu amor me hizo recordar

Tu amor me hizo recordar lo bonito que sentía estar vivo, y aunque, no duró tanto como yo hubiera querido, agradezco a la vida ese pequeño gran amor que tuvimos.