Hay que ser como un cactus

Hay que ser como un cactus. Adaptarse a cualquier momento, tiempo y circunstancia. Ser fuerte, y aún así, nunca olvidarse de florecer.

You may also like