No mueve ni una piedra por él

«hasta el hombre más enamorado se cansa de mover montañas por una mujer que no mueve ni una piedra por él.»

You may also like