Nunca abandonarme a mí

Regla número uno: Nunca abandonarme a mí, y mucho menos darle prioridad a quien nunca me querrá como yo se querer.

You may also like